--------------------------------------------------------------------------------

Inspírate lo que quieras pero no copies...

Protected by Copyscape Unique Content Check

Sólo soy esto que ves: un alma que sangra, llora, ama y regala Poesía...

Sentir el verso, erizarse el vello, estremecerse la piel al declamarlo o al escribirlo o al pensarlo,y sentir que el mismo mundo es un instante infinito, con la emoción en la mirada que acaricia la palabra que lo inunda todo...Sentir que eres la alquimia perfecta de barro y anhelo...Sentir que eres Poesía

jueves, 27 de enero de 2011

MATERNIDAD

Albergué en mi barriga
una a una dos lágrimas.
Una a una se hiceron universos
para romper mi gravedad.
Me cargaron de sueños,
durmieron mis miedos
y preñaron mis pechos
de nutritiva ebriedad.
Una a una se hicieron tangibles,
se volvieron grito y premonición
de mi íntima antología universal,
se hicieron génesis conmigo,
yo su principio,
y mamaron de mi alma
para hacerse verdad.
Ahora, en una y en otra,
mi vientre es en ellas infinito,
y un sabio silencio
trenza el prísteno cordón umbilical,
me han hecho entraña madre
hasta el fin de mis tiempos.
Una a una, dos lágrimas de mi sangre,
en ellas la estirpe que perdurará...

8 comentarios:

Teyalmendras dijo...

Precioso... recoger esa sensacion tan grande con palabras es muy dificil, tu lo has logrado..
Saludos...

Laura Caro dijo...

Me siento incapaz de expresarlo mejor. Es genialmente acertado.
Un abrazo, Celsa.

Celsa Barja dijo...

Muchas gracias Teyalmendras, hay poesías que no se pueden escribir, sólo sentirlas en cada porción de nuestro ser... Un gran abrazo!!

Celsa Barja dijo...

Gracias Laura!!! Celebro que te haya gustado. Muchos besos!!

Esilleviana dijo...

Esta tarde encontré algunos poemas de Ana Istarú y ahora leo el tuyo, conmovedor.

Te irás del sótano
salino de mi carne.
Ya no estaremos nunca tan cerca como ahora.
Yo seguiré cantando mi gravedad marina,
domeñando el rugido de tierra de tu parto
hasta llenar la estancia tan alba del vacío
con tu ser deslumbrante.
Ese cordel de sangre del centro de tu talle
lo cortarán.
Jamás serás de nuevo mi cometa secreto,
el capullo de rafia,
el cosmonauta asido a mi matriz

Tus versos muy sensibles y maternales. También repito: precioso.

saludos.

Édgar R. Ahumada. D. R. dijo...

Querida Celsa,

Creo que es muy difícil hacer este tipo de poemas sin caer en lo trillado, tú te atreves y sales airosa.
Mi admiración y como siempre, un fuerte abrazo.

Celsa Barja dijo...

Gracias Esilleviana, Ana Istarú nos brinda una poesía que es verdadera caricia para el alma. Un beso!

Celsa Barja dijo...

Gracias Édgar, me alegra que te haya gustado. En efecto, es un tema muy manido, donde es difícil no pasar la línea... Al menos lo he intentado. Un beso!